Con la tecnología de Blogger.
.

Explícame esto, Stephen Hawking

Chuminás de antes de dormir o ¿puede caber el universo en una cáscara de nuez?

En estos momentos estoy leyendo dos libros completamente diferentes: Harry Potter and the Prisoner of Azkaban (Harry Potter y el prisionero de Azkaban, tercera entrega de la famosísima saga de la autora británica J.K. Rowling que, tal y como la mayoría de los mortales ya sabemos, trata sobre las aventuras y desventuras de un mago adolescente internado en un Colegio de Magia y Brujería) e Historia del tiempo del físico y astrónomo teórico Stephen Hawking (de divulgación científica: "desde el Big Bang hasta los agujeros negros", según reza en la portada).
 


 
¿Qué relación podríamos encontrar entre estas dos obras? Ninguna, ¿no es así? Eso pensaba yo hasta ayer mismo, cuando buscando una foto de la portada del mencionado libro de Hawking me topé por sorpresa con la siguiente imagen:


Harry Potter y el prisionero de Azkaban, 2004

¿Sabéis de qué se trata? Si la respuesta es sí, desde luego habéis visto la tercera película de la saga de Harry Potter (esta vez no hablo de la novela, sino de la película basada en ésta). La escena de arriba pertenece, agarraos los machos, a la película Harry Potter y el prisionero de Azkaban y en ella podemos ver a un cliente de The Leaky Cauldron (El Caldero Chorreante), la taberna más famosa en el universo ficticio creado por Rowling. Ahora bien, ¿qué hace el mago de la imagen? Pues sí, usa magia para remover su bebida sin tocar la cucharilla... mientras ¡lee con atención un ejemplar del libro de Hawking, Historia del tiempo!

Así que, para finalizar, no me resta más que preguntar: ¿esto qué es lo que es? ¿Una fluctuación en el tejido espacio-temporal? ¡Explícame esto, Stephen Hawking!

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Seguir por correo

Curioseantes