Con la tecnología de Blogger.
.

Cita #1. Terry Pratchett

No me gusta maltratar las páginas de los libros de ningún modo: arrugarlas, subrayar párrafos, marcarlas, etc. Pero ahora que tengo un dispositivo de lectura de libros electrónicos (un Kindle 4, el aparatejo de Amazon) puedo darme el lujo de hacer todos esos subrayados y anotar frases que me gustan. Así que he pensado, ¿por qué no compartir algunas de estas citas de vez en cuando?

Para empezar, nada mejor que una cita del genio y maestro sir Terry Pratchett, de su "Ladrón del Tiempo", el libro número 26 de su saga del Mundodisco y el 5 de la serie de la Muerte.


Más sobre Ladrón del Tiempo

«Wen reflexionó sobre la naturaleza del tiempo y entendió que el universo se recrea de nuevo, instante tras instante. Por tanto, comprendió que en verdad no existe el pasado, únicamente un recuerdo del pasado. Cuando se parpadea, el mundo que se ve al abrir los ojos no existía al cerrarlos. Por tanto, dijo él, el único estado apropiado en la mente es la sorpresa. El único estado apropiado en el corazón es el gozo. El cielo que estás viendo ahora nunca lo habías visto antes. El momento perfecto es ahora. Alégrate de ello».


En busca de un enganche

Pues no, en contra de lo que pueda parecer, no me he olvidado de este blog. El motivo de mi empecinado silencio no es otro que la falta de lecturas finalizadas de las que poder realizar reseñas. Y no se trata de que últimamente me haya dado pereza ponerme a leer, ¡qué va! El problema es que no consigo terminar nada de lo que empiezo.

He aquí mi lista de libros comenzados en el último mes y que he tenido que hacer a un lado porque no lograban mantener mi interés para seguir leyendo: De la ceniza volverás de Ray Bradbury, El mundo y sus demonios de Carl Sagan, El nombre del viento de Patrick Rothfuss, La mano izquierda de la oscuridad de Ursula K. Le Guin, Lágrimas de luz de Rafael Marín y mi cuarta o quinta intentona de terminar Muerte de la luz de George R.R. Martin.

Impresionante cuanto menos, ¿no? Vaya cantidad de buenos títulos y yo poniéndome melindrosa... Pero no hay nada que hacer, cuando me intereso más por la forma en que están escritos que por la historia en sí, es síntoma inequívoco de que tarde o temprano (más temprano que tarde) acabaré dejándolo por otro. Volveré a intentarlo de nuevo más adelante, con todos ellos (sí, sí, incluso con Muerte de la luz), y no por mera cabezonería (que también), sino porque todos ellos me resultan interesantes y me atraen. Es cuestión de pillarlos en el momento adecuado, con el estado de ánimo apropiado.

Así que aquí me tenéis, dando vueltas y vueltas por mi biblioteca en busca de un enganche que me mantenga en vela por las noches, diciéndome a mí misma esa gran mentira (esa deliciosa mentira) de "un capitulito más y me duermo"...

 

Seguir por correo

Curioseantes