Con la tecnología de Blogger.
.

"Once Upon a Time", 1ª temporada



Pues ayer terminé de ver la primera temporada de Once Upon a Time. En España tradujeron el título por Érase una vez, pero yo la he visto en versión original subtitulada, que es como me gusta ver tanto series como películas extranjeras, sean de la nacionalidad que sean.

Según datos de la Wikipedia: es una serie de televisión de la cadena estadounidense ABC, creada por Adam Horowitz y Edward Kitsis, guionistas de la serie Lost y la película Tron: Legacy (2010) respectivamente. Se estrenó el 23 de octubre de 2011 en EEUU y en España, el 12 de enero de 2012 en el canal de pago AXN y el 11 de septiembre de ese mismo año en Antena 3.

El reparto está constituido por Ginnifer Goodwin, Jennifer Morrison, Lana Parrilla, Joshua Dallas, Emilie de Ravin, Jared S. Gilmore, Jamie Dornan, Raphael Sbarge, Eion Bailey, Meghan Ory, Colin O'Donoghue y Robert Carlyle.




Sinopsis

La serie se basa en la teoría de que existe un universo alterno donde todos los personajes de los clásicos cuentos de hadas existen -un mundo que tiene una conexión perdida con nuestro mundo- por lo que se centra en los personajes del Bosque Encantado y la conspiración de la Reina Malvada para perturbar la vida de los demás habitantes. Mediante una maldición la Bruja envía a los personajes de los cuentos al pueblo de Storybrooke, Maine, donde todos se encuentran sin saber quiénes son en realidad, siendo ella la única con un final feliz.


Aquí os dejo el vídeo promocional de la primera temporada. Los subtítulos son bastante desastrosos, pero, increíblemente, ha sido el único tráiler que he encontrado con audio en original y subtítulos en español.





Opinión personal


Me ha gustado mucho. No me ha vuelto loca, pero me ha gustado mucho más de lo que esperaba. Claro que lo que esperaba era más bien poco.

Pongámonos en situación: me encantan los cuentos de hadas. Bueno, mejor dicho, me encantan las reinterpretaciones modernas de los cuentos clásicos. ¿Os acordáis de la miniserie titulada El décimo reino? No sé cuántas veces la habré visto, me encanta. En fin, que divago y no os doy mi opinión sobre ésta.

Como os digo, me llamó mucho la atención esta serie en cuanto nos la venden como una historia que entreteje multitud de cuentos clásicos. Así que, cuando comenzaron a emitirla en Antena 3, me dispuse a verla. Vi los dos primeros episodios (recuerdo que emitían dos de una tacada) y no me dejaron muy convencida. Me pareció que todo era demasiado previsible y demasiado ñoño. Decidí darle una nueva oportunidad a la semana siguiente, pero ni siquiera llegué a terminar el tercer capítulo antes de cansarme. Así que lo dejé.

Pero me seguía llamando la atención. Ains, es que me pirran los cuentos. Por lo que decidí darle una segunda oportunidad y, una vez superado el escepticismo de los primeros episodios, empecé a cambiar de opinión. Cierto que en ocasiones peca de ñoñería con tantas menciones al amor verdadero y a los finales felices; y que, más que en los cruentos cuentos clásicos o en las archiconocidas versiones de los hermanos Grimm, se basa en las versiones edulcoradas y espolvoreadas de purpurina de Disney. Pero también hay misterios, acción, giros de tuerca, incluso alguna que otra crueldad sin final feliz, que rebajan el subidón de azúcar. Así que me ganó, claro.




Considero un acierto el modo en que entrelazan las historias fantásticas que transcurren en el pasado, en ese mundo mágico de los cuentos, con las historias actuales de los personajes en el mundo real. Se salta continuamente del pasado mágico al presente real, de modo que ninguno de los dos escenarios llega a hacerse pesado.

Algo que me ha gustado muchísimo es que, en la mayoría de los episodios, aparecía una nueva historia basada en un cuento muy conocido. De modo que era divertido tratar de averiguar de qué cuento se trataba, ya que, desde luego, están libremente basados en éstos y en un par de ocasiones tardé bastante en ubicarlos. Son reinterpretaciones más atractivas para la gente actual, ahí va un ejemplo: las princesas no son unas pavisosas que aguardan el rescate y los príncipes tienen más protagonismo (¿alguien recuerda el nombre de los príncipes salvadores de Blancanieves, Cenicienta o la Bella Durmiente? Ni siquiera estoy segura de que los tuvieran).

Y, por supuesto, mi personaje favorito: Rumpelstilskin. Fue el primer cuento que escuché en mi vida. De pequeña tenía un casete donde un par de actores dramatizaban el cuento y yo lo escuchaba una y otra vez... A pesar de que por aquel entonces el Enano Saltarín (que era como se llamaba aquí) me daba bastante miedo.




Me encanta cómo lo han plasmado en la serie. Con toda su malignidad, su codicia, su picaresca, y ese puntito extraño de ternura que no podemos evitar sentir por él (bueno, al menos yo). Creo que el actor es genial para el personaje, lo clava, lo hace increíblemente creíble. Y, bueno, el personaje es para mí uno de los platos fuertes de la serie, de los más redondos y con más aristas. Los episodios dedicados a él son sin duda de los mejores. Pues eso, ¡que me encanta!

Así que, ya veis, la serie tiene sus pros y sus contras, pero yo tengo decidido ver también la segunda temporada. Si os gusta la magia, no os la perdáis.

Cometas

Pues hoy no vengo a hablar de mi última lectura, sino de una canción que descubrí ayer procrastinando por ahí y que me ha parecido muy bonita.

Os advierto desde ya: no me suele gustar la música comercial/industrial y me encanta, sin embargo, el estilo cantautor. No, no es mi intención sonar como una gafapastas relamida, sólo os advierto de antemano para que luego no se me os quejéis, que conste.

Una vez hecho el correspondiente preámbulo, paso a comentaros que el título de esta canción es "Mi memoras" ("Recuerdo") de Kajto, un grupo frisón (sí, he tenido que buscar en el diccionario de la RAE cuál era el gentilicio para los oriundos de Frisia, Países bajos). La canción está en Esperanto, así que os dejo por aquí la traducción al castellano de la letra, que, como ya os digo, me ha parecido muy bonita. Al final del post, os dejo el link a Youtube de un vídeo donde podréis oírla y leer la letra original.


Recuerdo
que esperaba cuando chiquillo
el regreso a casa de mi padre.
Para trabajar con placer,
yo compraba papel, madera y la cuerda
para hacer una cometa.

Recuerdo
que construí cuando chiquillo
una cometa muy bonita con mi padre.
Le miraba con un cálido sentimiento,
él gritaba alegremente cuando llegaba el buen viento
para nuestra cometa.

Recuerdo
que el cielo estaba lleno
de muchas cometas de todos los colores
y cientos de niños jugaban juntos
y durante días enteros se divertían mucho
con sus cometas.

Recuerdo
que no comprendí cuando chiquillo
que un día ya no se veían
pájaros de papel hechos a mano.
Nos quedamos en casa del todo sorprendidos
con nuestra cometa.

Recuerdo
que ruidosos pájaros de hierro
mataron toda nuestra alegría.
A unos aterradores aviones de guerra
les molestaban las diversiones de los niños:
nuestras cometas,
nuestras cometas.

Si una cometa es tanta amenaza,
que sirva como un arma de paz.

Así que pido a todos los niños de la tierra
hacer muchos pájaros de papel.
Para expulsar los bombarderos,
cubramos el cielo con armas de paz:
¡nuestras cometas!



"La sonrisa del gato", Rodolfo Martínez

Ya os comentaba anteriormente que la Ciencia Ficción me encanta y, dentro de ésta, el subgénero del Cyberpunk tiene un huequito muy especial en mi corazón. ¿El motivo? Además de que parte de premisas que me resultan fascinantes (los futuros distópicos, los implantes biónicos, la fusión entre máquina y ser humano, la inteligencia artificial autoconsciente y un larguísimo etcétera), la descubrí en una época de mi vida en que volvía a interesarme por escribir y, por lo tanto, no pude hacer otra cosa que embarcarme en la deslumbrante corriente cyberpunk.

Bien, partiendo de aquí, os comento que soy una absoluta ignorante de la Ciencia Ficción con autoría patria. Por eso, cuando un compañero de ForoKD propuso un mini-club sobre Ciencia Ficción y Fantasía españolas, me apunté con mucha ilusión.




Y después de esta larguísima introducción, os presento el libro que he venido a reseñar hoy, el elegido para el arranque del mencionado Mini-club: "La sonrisa del gato" de Rodolfo Martínez.





Título original: La sonrisa del gato

Autor: Rodolfo Martínez

Número de páginas: 172

Año de publicación: 1995

Edición: 2012

Editorial: Sportula

Formato: ebook

Precio: 2'30 €


Sinopsis


Premio Ignotus 1996 a la Mejor Novela.
La estación espacial llamada La Peonza es el silencioso campo de batalla donde varias potencias luchan, por todos los medios a su alcance, por obtener una pieza vital de información. Una malévola inteligencia artificial acabará interfiriendo en el proceso con propósitos desconocidos.
Libro imprescindible para comprender la evolución de la ciencia ficción española, La sonrisa del gato es una original mezcla de thriller, cyberpunk y space opera, con personajes inolvidables y un ritmo endiablado; una novela «mestiza» en la que conviven con sorprendente armonía varios géneros distintos.


Opinión personal


La historia está contada en tercera persona por un narrador que la mayor parte del tiempo se muestra como equisciente, aunque le sobrevienen algunos ramalazos de narrador omnisciente. Algo curioso, y que me gustó por su originalidad, es que cada comienzo de capítulo cuenta con una introducción en primera persona, a modo de entrevista, por uno de los personajes de la historia.

Una vez dicho esto, comentar que la sensación que me ha dejado es de que me ha sabido a poco. Creo que el autor nos plantea un mundo en un futuro lejano con multitud de posibilidades para la trama y, sin embargo, pasa de puntillas sobre todos los detalles jugosos para centrarse tan sólo en la acción trepidante, sin pausa, y para mí, precipitada.

Se quedan en el tintero muchos interrogantes: los personajes están poco definidos, apenas tienen profundidad y algunos aparecen durante unos instantes, como si tuvieran alguna importancia, para luego desaparecer para siempre. No se nos muestra cómo es la vida en La Peonza, cómo evolucionó la sociedad en aquella distante estación espacial, en qué consisten esas tramas políticas que se dejan intuir de trasfondo...

Eso sí, el futuro que el autor crea para enmarcar su historia me ha encantado, tal vez por eso me ha disgustado que no se detuviera un poco a contarnos más sobre él. Comprendo por qué le otorgaron el Premio Ignotus, en 1996 debió de ser la repera (no olvidemos que es Cyberpunk con sello español), pero creo que ahora se le puede quedar corta a los aficionados al género.

Por otro lado, considero que, al no detenerse en detalles ni en explicaciones tecnológicas, puede ser una buena primera aproximación al Cyberpunk para aquellas personas que comiencen a interesarse por este subgénero de la Ciencia Ficción. Es una novela rápida en su narración y corta en su extensión, por lo que no os resultará pesada ni ardua.

Lo que más me ha gustado ha sido, sin duda, la jerga que utilizan los personajes, invención del autor, y que trasporta con facilidad al lector a otro tiempo y a otra sociedad. No os asustéis, el libro cuenta con un glosario de palabras para que no nos perdamos con tantos términos nuevos.

Conclusión: me ha encantado el marco, pero la trama se me ha quedado corta.



Puntuación

6 sobre 10


"Esto es un corazón", Iván Hernández

Pues, para iniciarme en las reseñas dentro de las obras Kindie, no podría haber elegido a un autor a quien le tuviera más simpatía: Iván Hernández y su Colección Buscoaliados. En esta entrada, os voy a hablar del séptimo libro publicado por Iván dentro de su colección, el cual tiene la particularidad de tratarse de una pequeña recopilación de relatos. 


Pincha sobre la portada para comprarlo




Título original: Esto es un corazón

Autor: Iván Hernández

Fecha de publicación: octubre de 2012

Número de páginas: 134

Formato: ebook

Precio: 1'79 €


Sinopsis
extraída de buscoaliados.com

«Esto es un corazón» habla del amor desde una perspectiva diferente a lo habitual en la literatura más convencional. Gracias a la independencia que ofrece la literatura aliada, nos enorgullecemos en presentar 5 relatos que te sorprenderán: 
Los delfines no pueden soñar: Hombres que no saben ni buscan amar, sólo desear.
Esto es un corazón: Un extraño alumno llega a un colegio de barrio obrero. Un niño sin nadie que le quiera y capaz de aterrorizar a todo el que se cruce en su camino.
Intercambio de parejas: Nunca sabrás hasta qué punto cambiará tu vida el día que decidas intercambiar a tu pareja durante una sencilla excursión familiar.
Infinito: Un regalo increíble provoca cambios inesperados a ambos lados del universo.
El carrusel del fin del mundo: Una familia acude a un parque de atracciones abandonado a sabiendas de que un trágico suceso está a punto de acontecer.
Aviso: Contiene escenas no recomendadas para menores de edad.


Opinión personal

Como podéis apreciar en la sinopsis, Esto es un corazón nos ofrece cinco relatos, aunque el primero de todos, siendo el más extenso con diferencia, ocupa más de la mitad del grosor total del libro.

Sin ser la obra de la Colección Buscoaliados que más me haya gustado, he de admitir que el estilo sigue siendo el característico del autor: suave, romántico, directo, sencillo, a veces rozando lo poético. Y, por supuesto, original. No intentéis descubrir hacia dónde os lleva una historia de Iván Hernández, porque sólo él lo sabe... o tal vez sólo lo sepan los propios personajes.

Los relatos están contados a través de la voz de un narrador omnisciente, que salta de personaje en personaje para desvelarnos sus pensamientos y secretos. Se leen muy rápido, no hay apenas descripciones y la acción es ágil, repleta de diálogos y de escenas cotidianas donde lo singular, lo extraño, lo increíble, se cuela sin permiso y descoloca tanto a lectores como a los propios protagonistas. Eso sí, no hemos de confundir esta ligereza a la hora de narrar con sencillez en las historias, ya que algunas de ellas pueden removernos algo dentro o dejarnos pensando una vez hayamos cerrado el libro (en este caso, apagado nuestro dispositivo de lectura de libros electrónicos, claro). En fin, digamos que es una lectura ligera en cuanto a narración, pero no en cuanto a contenido.

Conociendo de antemano lo que el autor es capaz de ofrecer, la verdad es que estos relatos me han sabido a poco (salvo honrosas excepciones: Los delfines no pueden soñar, que me mantuvo totalmente enganchada hasta el desenlace, e Infinito, que me pareció una preciosidad). Aun así, creo que puede ser un buen acercamiento para quien aún no haya leído nada de la citada colección, puesto que en breves pinceladas nos da un claro ejemplo de lo que es "el estilo aliado".


Puntuación
 
7 sobre 10

 

Seguir por correo

Curioseantes