Con la tecnología de Blogger.
.

Cita #4. J.K. Rowling




«Divination was his least favorite subject, apart from Potions. Professor Trelawney kept predicting Harry's death, which he found extremely annoying.» (*)

J.K. Rowling
Harry Potter and the Goblet of Fire


(*) "Adivinación era la asignatura que menos le gustaba, sin contar con Pociones. La profesora Trelawney seguía augurando la muerte de Harry, lo que él encontraba extremadamente molesto."
Harry Potter y el Cáliz de Fuego

Cita #3. George R.R. Martin



«Cuando cae la nieve y sopla el viento blanco, el lobo solitario muere pero la manada sobrevive. El verano es tiempo para riñas y altercados. En invierno tenemos que protegernos entre nosotros [...]»

George R.R. Martin
Juego de tronos

Explícame esto, Stephen Hawking

Chuminás de antes de dormir o ¿puede caber el universo en una cáscara de nuez?

En estos momentos estoy leyendo dos libros completamente diferentes: Harry Potter and the Prisoner of Azkaban (Harry Potter y el prisionero de Azkaban, tercera entrega de la famosísima saga de la autora británica J.K. Rowling que, tal y como la mayoría de los mortales ya sabemos, trata sobre las aventuras y desventuras de un mago adolescente internado en un Colegio de Magia y Brujería) e Historia del tiempo del físico y astrónomo teórico Stephen Hawking (de divulgación científica: "desde el Big Bang hasta los agujeros negros", según reza en la portada).
 


 
¿Qué relación podríamos encontrar entre estas dos obras? Ninguna, ¿no es así? Eso pensaba yo hasta ayer mismo, cuando buscando una foto de la portada del mencionado libro de Hawking me topé por sorpresa con la siguiente imagen:


Harry Potter y el prisionero de Azkaban, 2004

¿Sabéis de qué se trata? Si la respuesta es sí, desde luego habéis visto la tercera película de la saga de Harry Potter (esta vez no hablo de la novela, sino de la película basada en ésta). La escena de arriba pertenece, agarraos los machos, a la película Harry Potter y el prisionero de Azkaban y en ella podemos ver a un cliente de The Leaky Cauldron (El Caldero Chorreante), la taberna más famosa en el universo ficticio creado por Rowling. Ahora bien, ¿qué hace el mago de la imagen? Pues sí, usa magia para remover su bebida sin tocar la cucharilla... mientras ¡lee con atención un ejemplar del libro de Hawking, Historia del tiempo!

Así que, para finalizar, no me resta más que preguntar: ¿esto qué es lo que es? ¿Una fluctuación en el tejido espacio-temporal? ¡Explícame esto, Stephen Hawking!

Cita #2. Stephen Hawking


 
«la luz que vemos de las galaxias distantes partió de ellas hace millones de años, y en el caso de los objetos más distantes observados, la luz partió hace unos ocho mil millones de años. Así, cuando miramos al universo, lo vemos tal como fue en el pasado.»

Stephen Hawking
Historia del tiempo

"Christy Alien #1", Iván Hernández

Según palabras del propio autor:

Llega la PRIMERA SERIE de la Colección Buscoaliados: Christy Alien.
Christy Alien es una original serie de mininovelas cargadas de romanticismo, humor, acción y suspense, pero también un divertido homenaje a la novela romántica, las películas de ciencia-ficción de serie B y los libros de papel (aunque sólo esté disponible en ebook).


Pincha sobre la portada para comprarla


Título original: Christy Alien #1. ¡Quiero un Rockford!

Autor: Iván Hernández

Número de páginas: 81

Año de publicación: 2013

Edición: 2013

Editorial: autoeditado

Formato: ebook

Precio: 0'99 €


 Sinopsis

Christy Alien es una joven veinteañera enamorada de las novelas románticas protagonizadas por William J. Rockford. Trabaja en la biblioteca de Oasis, un pueblecito en mitad de un desierto sin nombre donde todos sus habitantes son extraterrestres excepto Dave, un desaliñado piloto de vuelos aeroespaciales turísticos, Amber, directora de la biblioteca, y ella. Todo parece estar en calma hasta que un día Christy presencia un trágico accidente en el que una nave espacial se estrella a escasos metros de ella. En el interior viajan una mujer... y su hija de pocos meses. Antes de morir, la mujer entrega el bebé a Christy y le pide que lo lleve de vuelta a su hogar.
¿Un bebé humano? Imposible. Los humanos están en vías de extinción y, por otro lado, tienen prohibida la reproducción, ¡todo un despropósito!
Christy se encariña con la pequeña y decide hacer lo que sea por protegerla y llevarla de regreso a casa.
Pero no, no será fácil...
  

Opinión personal


Esta reseña será cortita, como no podría ser de otro modo tratándose de una novela de 81 páginas de extensión.

Te la zampas de una sentada, ya que es muy, muy sencilla de leer: cortita, rápida, fresca, parca en descripciones y con diálogos muy ingeniosos, muy vivos. Las páginas se nos vuelan entre risas.

Así que sí, lo admito, me reí mucho. Cierto que esperaba que fuera divertida porque es lo que promociona el autor, pero mi idea era que sería algo más sosegado, de esas historias que las lees con una sonrisilla. Imaginaos mi sorpresa cuando, en realidad, descubrí que ésta es de las que te sacan risas a carcajadas.

Iván Hernández crea un mundo nuevo y distinto para Christy: una Tierra post-apocalíptica e inhóspita para el género humano. Hasta aquí no parece muy original, ¿verdad? Pero, ¿y si esa Tierra estuviera plagada de extraterrestres colonos que son una sátira a todos esos alienígenas viscosos de películas de serie B? ¿Y si los raros, los despreciados, los temidos, no fueran los extraterrestres sino los últimos supervivientes de la humanidad? ¿Y si el sitio donde vive la protagonista tuviera un regustillo mezcla de pueblecito estadounidense de los 50 y película de Western con sheriff de los que se golpean el ala del sombrero mascullando "señora"? (de esto último no dice nada el autor y puede que sólo sea una apreciación personal mía, os aviso). Aderezado todo con un toque de "ciencia ficción gamberra". En fin, que la he encontrado muy original, el autor recurre a tópicos y a lugares comunes, pero son sólo guiños, no los toma en serio para formar la historia, sino que los utiliza en su beneficio para compartir bromas con el lector y crear más situaciones hilarantes.

Respecto a los personajes, al tratarse de la primera entrega de la serie, apenas nos encontramos con un puñado de ellos; eso sí, bien delimitados y "apuntando maneras" para próximas apariciones. De entre todos ellos, mi personaje favorito es, sin lugar a dudas, Hale... Leeros Christy Alien #1. ¡Quiero un Rockford! y a ver si podéis no darme la razón.

Mi conclusión es que cumple lo que promete: risas, un rato divertido y una lectura ligerita. ¡A mí me ha encantado! Ya me muero de ganas por leer el siguiente episodio de las aventuras de la encantadora y divertidísima Christy (y compañía).



Puntuación

8 de 10

 

Seguir por correo

Curioseantes